LA CALLE

Noticia

Calle del Arsenal

Segunda parte

En la edición anterior exploramos cómo la calle del Arsenal nació de la conexión entre el agua y los lotes traseros de la calle Larga; que el playón original fue rellenado de a pocos con las sobras de las carpinterías de ribera y también de basura, autorizada por el Cabildo. También vimos cómo se estableció al Apostadero de la Marina -antecesor colonial de la actual fuerza naval- y donde, además, se reparaban barcos.

Noticia

El viejo Arsenal

Esta es una excepcional fotografía redescubierta y colorizada por el historiador Hernán Reales Vega. Permite ver cómo era el Arsenal  nueve años antes de la demolición de sus murallas en 1902 para darle paso a la construcción del Mercado Público.

Noticia

Calle del Arsenal

Parte I

Hablar de la calle del Arsenal necesariamente es hablar del puerto, del Apostadero, del playón, de la muralla, del Mercado Público y tantas otras cosas. Es una calle con muchísima historia, que ahora no resulta evidente para quien la transita. Para Getsemaní era la conexión directa con el mar. El nuestro fue un barrio portuario -como varios otros célebres en el mundo- hasta hace apenas un par de generaciones. Hoy ese carácter, lamentablemente, parece estar cayendo en el olvido.

Noticia

Avenida El Centenario

Las dos calles que bordean el parque Centenario entre la Media Luna y el antiguo hotel San Felipe tienen muchas historias por contar. Hoy son una avenida y, del lado del parque, un parqueadero informal y una estación de taxis. En su pasado se mezclan muy diversas aguas que nos dan pistas sobre cómo evolucionó Getsemaní.

Noticia

Calle de la Magdalena

Sobre esta calle ha gravitado la presencia de la Obra Pía, construida entre 1640 y 1650, que ocupa buena parte de la manzana y cuyo frente da a la calle de la Media Luna. Su ampliación, en 1791, incluyó una cuna para expósitos (bebés abandonados) en la parte que daba hacia La Magdalena.

Noticia

De la Gotica de leche al Centro Fátima

En este predio donde hoy funciona el Dadis hay mucha historia de barrio. Aquí funcionó la semilla de lo que hoy es el Hospital Infantil Casa del Niño, una institución de referencia en la pediatría de todo el Caribe colombiano.

Noticia

Calle de la Aguada

Sobre el nombre de la calle hay claridad: al final, cerca de la bahía de las Ánimas, estaba la aguada de la Marina, un aljibe  colonial de grandes proporciones donde se acumulaba el agua lluvia para proveerla a los barcos que atracaban en las inmediaciones.

Noticia

Calle del Pozo

La calle del Pozo tiene casi tanta historia como el barrio. De su plazoleta salieron los lanceros hacia el centro en 1811 para inclinar la balanza a favor de declarar la independencia total de España.

Noticia

Calle de la Sierpe

Sobre el origen de su nombre no hay consenso. Sierpe significa “serpiente” en español antiguo y es de las pocas calles que ha mantenido su nombre original desde la Colonia. Eso respaldaría la idea de que su forma curva recordaba a ese animal.

Noticia

Calle de la Sierpe

Sobre el origen de su nombre no hay consenso. Sierpe significa “serpiente” en español antiguo y es de las pocas calles que ha mantenido su nombre original desde la Colonia. Eso respaldaría la idea de que su forma curva recordaba a ese animal. Las leyendas varían, pero siempre hay una serpiente y a veces a una bruja o a un gobernador que la capturó.

Noticia

Callejón Angosto

Quizás haya sido la calle más densamente poblada del barrio. A su estrechez se sumaba la existencia de muchas casas accesorias, tan propias de Getsemaní. Mucha vecindad y básicamente ningún comercio en muy pocos metros cuadrados. El resultado fue una de las calles con más vida de barrio, aún hoy.

Noticia

Callejón Ancho

Junto con el Callejón Angosto se cuentan entre las cuadras con mayor vida de barrio en Getsemaní. Ambas tenían vasos comunicantes como un pasaje que tenía entradas por ambos callejones o un corredor por el que se iba del uno al otro, como si fueran cara y sello de la misma moneda.

Noticia

Tripita y Media

Esta calle corta tiene una historia muy larga. De ser una de las calles menos valoradas, pasó a ser un gran núcleo de vecindad y ahora, un eje de comercio y tránsito entre el Centro y el resto de Getsemaní.

Noticia

Calle Carretero

¡Qué calle como la de Carretero para estar en el corazón de Getsemaní! No solo porque desemboca en la plaza de la Trinidad, sino por los vecinos y personajes que la habitaron antes y quienes aún viven allí:

Noticia

Calle San Andrés

Es de las pocas que aún mantiene nombre de orígen católico, como lo tuvieron en su orígen casi todas las calles y sitios de referencia en las ciudades fundadas por españoles.

Noticia

Calle de Las Palmas

Su nombre completo es calle de Nuestra Señora de las Palmas Benditas porque, según se dice, sus primeros residentes eran muy devotos de esa advocación de la Virgen María.

Noticia

Calle de la Media Luna

(tercera parte)

Y después de tres entregas, vamos saliendo de la calle de la Media Luna como los viajeros que en la Colonia iban a salir de la ciudad por tierra y al acercarse a la iglesia de San Roque divisaban el revellín, esa puerta de defensa de la que dependía la seguridad militar de Cartagena.

Noticia

Calle de la Media Luna

(segunda parte)

La calle de la Media Luna tiene historias en cada metro de su extensión. Fue la única entrada por tierra de los artículos que venían del interior.

Noticia

Calle de la Media Luna

(primera parte)

Para comenzar convengamos un punto de partida: todos sabemos dónde termina la calle de la Media Luna: a la salida de Getsemaní hacia Papayal, donde quedó el Revellín.

Noticia

Calle San Antonio

Un recuerdo en un aroma. Así rememoran los de más edad en el barrio a la calle San Antonio: los carros de balines que salían desde las cuatro de la mañana de la Panadería Imperial para surtir en tantos sitios de la ciudad.

Noticia

Calle Larga

(tercera parte)

Las calles Larga y de la Media Luna fueron las primeras del barrio y alrededor de las que fueron trazadas las demás. Son tan antiguas que ya aparecen en un plano de 1597.

Noticia

Calle Larga

(segunda parte)

Comenzamos en la edición pasada por contar los múltiples nombres formales que se la han dado a la calle Larga, pero que nunca le han podido ganar al nombre popular.

Noticia

Calle Larga

Primera parte

De la calle Larga se puede escribir un libro entero. ¿Y cómo no va a ser si junto con la de la Media Luna fueron la base del trazado de calles de Getsemaní y tiene más de cuatro siglos de historia?

Noticia

Calle de las Maravillas

Según cuenta Donaldo Bossa en su libro, la calle se llamó así por dos razones: anteriormente hubo allí un arbusto que le daba cierta vistosidad a la cuadra y cuando la gente pasaba decían “¡Qué maravilla, qué maravilla!”

Noticia

Calle de las Tortugas

Hasta un siglo, aquello era todavía un caño o brazo de la Ciénaga. Ya habían desecado una parte para hacer la estación del ferrocarril, por la cuadra donde ahora queda el edificio del Banco Popular.

Noticia

Calle de Guerrero

Hay que comenzar corrigiendo un equívoco: no es calle del Guerrero sino calle de Guerrero. El orígen de su nombre no es un luchador mítico o algo así, sino el apellido de un vecino “que pudo ser D. Pedro Guerrero y Paz.

Noticia

Calle Lomba

Del nombre poco se sabe. Viene de la Colonia y los vestigios apuntan a la región de León, en la actual España.

Noticia

Calle del Espíritu Santo

Para historias, las que tiene esta calle. Tantas que aquí no caben todas. Y tiene que serlo pues su origen se sitúa tan temprano como en 1603, cuando la Orden de San Juan de Dios.

Noticia

Calle de Las Chancletas

Se dice que en la época de la Colonia los pescadores de Barú y Tierrabomba venían a vender alimentos como yuca y maíz en uno de los puentes cercanos.

Noticia

Calle San Juan

La calle de San Juan Evangelista es una de los pocas que aún mantiene su nombre colonial.